Dinner at Messina Restaurante

Dinner at Messina Restaurante

at Messina on 17 November 2020
Photo Views
3
Meal Views
542

Y los vinos. Un paseo estupendo desde algunas de las botellas más codiciadas de Sanlúcar y Champagne hasta Argentina. Algo más de profundidad y variedad de referencias complementaría la oferta.

La cocina de Messina cada vez se expresa con menos elementos y de una forma más esencial y pulcra. Platos que huyen de los adornos y contrastes y buscan la sutileza y el matiz, la pureza. Desde luego no a todo el mundo puede gustar esta propuesta en una época en la que el sabor y el contraste extremo parecen ser la tendencia. En Messina encontrarán equilibrio y sensibilidad, sin más estridencias. Una delicadeza que se extiende a una sala que dirige Pía Ninci con extremada cortesía y dedicación, ejemplar. Un gran restaurante. @messinarestaurante

Y los vinos. Un paseo estupendo desde algunas de las botellas más codiciadas de Sanlúcar y Champagne hasta Argentina. Algo más de profundidad y variedad de referencias complementaría la oferta.

La cocina de Messina cada vez se expresa con menos elementos y de una forma más esencial y pulcra. Platos que huyen de los adornos y contrastes y buscan la sutileza y el matiz, la pureza. Desde luego no a todo el mundo puede gustar esta propuesta en una época en la que el sabor y el contraste extremo parecen ser la tendencia. En Messina encontrarán equilibrio y sensibilidad, sin más estridencias. Una delicadeza que se extiende a una sala que dirige Pía Ninci con extremada cortesía y dedicación, ejemplar. Un gran restaurante. @messinarestaurante

Chocolate y almendras; cítricos; magníficos petit fours.

La cocina de Messina cada vez se expresa con menos elementos y de una forma más esencial y pulcra. Platos que huyen de los adornos y contrastes y buscan la sutileza y el matiz, la pureza. Desde luego no a todo el mundo puede gustar esta propuesta en una época en la que el sabor y el contraste extremo parecen ser la tendencia. En Messina encontrarán equilibrio y sensibilidad, sin más estridencias. Una delicadeza que se extiende a una sala que dirige Pía Ninci con extremada cortesía y dedicación, ejemplar. Un gran restaurante. @messinarestaurante

Salmonete a la brasa con vegetales y jugo cítrico. Pichón: Garra frita con tartar de gambas, muslo con salsa barbacoa de higos; pechuga con higos, maíz y mole.

La cocina de Messina cada vez se expresa con menos elementos y de una forma más esencial y pulcra. Platos que huyen de los adornos y contrastes y buscan la sutileza y el matiz, la pureza. Desde luego no a todo el mundo puede gustar esta propuesta en una época en la que el sabor y el contraste extremo parecen ser la tendencia. En Messina encontrarán equilibrio y sensibilidad, sin más estridencias. Una delicadeza que se extiende a una sala que dirige Pía Ninci con extremada cortesía y dedicación, ejemplar. Un gran restaurante. @messinarestaurante

Huevas de salmón con jugo concentrado de apionabo; sopa “sabayón” de cebolla; crema de yema, caldo de aves y magret de pato curado.

La cocina de Messina cada vez se expresa con menos elementos y de una forma más esencial y pulcra. Platos que huyen de los adornos y contrastes y buscan la sutileza y el matiz, la pureza. Desde luego no a todo el mundo puede gustar esta propuesta en una época en la que el sabor y el contraste extremo parecen ser la tendencia. En Messina encontrarán equilibrio y sensibilidad, sin más estridencias. Una delicadeza que se extiende a una sala que dirige Pía Ninci con extremada cortesía y dedicación, ejemplar. Un gran restaurante. @messinarestaurante

Langostino moruno con escabeche de remolacha; roastbeef de cordero con su gelatina.

La cocina de Messina cada vez se expresa con menos elementos y de una forma más esencial y pulcra. Platos que huyen de los adornos y contrastes y buscan la sutileza y el matiz, la pureza. Desde luego no a todo el mundo puede gustar esta propuesta en una época en la que el sabor y el contraste extremo parecen ser la tendencia. En Messina encontrarán equilibrio y sensibilidad, sin más estridencias. Una delicadeza que se extiende a una sala que dirige Pía Ninci con extremada cortesía y dedicación, ejemplar. Un gran restaurante. @messinarestaurante

Cigalas con erizo, foie y huevas encurtidas predominan; albacora de Marbella, kumquat y mostaza seca, plato muy Interesante, pleno de equilibrio.

La cocina de Messina cada vez se expresa con menos elementos y de una forma más esencial y pulcra. Platos que huyen de los adornos y contrastes y buscan la sutileza y el matiz, la pureza. Desde luego no a todo el mundo puede gustar esta propuesta en una época en la que el sabor y el contraste extremo parecen ser la tendencia. En Messina encontrarán equilibrio y sensibilidad, sin más estridencias. Una delicadeza que se extiende a una sala que dirige Pía Ninci con extremada cortesía y dedicación, ejemplar. Un gran restaurante. @messinarestaurante

Patatas al limón; emulsión de chirivías con quisquilla marinada, untuoso y armónico; guiso de ñame acevichado con zanahoria, a modo de ensalada moruna; chipa mediterráneo, panecillo ibérico de mandioca con queso y lomo de orza. Gran trabajo con los tubérculos y raíces.

La cocina de Messina cada vez se expresa con menos elementos y de una forma más esencial y pulcra. Platos que huyen de los adornos y contrastes y buscan la sutileza y el matiz, la pureza. Desde luego no a todo el mundo puede gustar esta propuesta en una época en la que el sabor y el contraste extremo parecen ser la tendencia. En Messina encontrarán equilibrio y sensibilidad, sin más estridencias. Una delicadeza que se extiende a una sala que dirige Pía Ninci con extremada cortesía y dedicación, ejemplar. Un gran restaurante. @messinarestaurante